Perro negro en Manila

l9788440698780-horz

En el año de nuestro Señor 1997, se estrenó ‘Titanic’. Leonardo DiCaprio pasó de ídolo de revista juvenil a ser el actor más famoso del mundo. Le hicieron unas fotos luego, por cierto, de vacaciones, decían que estaba más gordo, o que se había dejado… Así fue como entró en la rueda de la tontería masiva, cuando ya hay demasiada gente implicada.
Después, en el año 2000, se estrenaría ‘La playa’. ‘La Playa’ no era Nada Más para el mundo que la nueva peli de Leonardo DiCaprio; daba igual a quién preguntaras. Cada día salían nuevas noticias sobre la nueva peli de Leonardo DiCaprio, sobre el farragoso rodaje, sobre Leonardo, sobre qué clase de peli sería esa después del hundimiento épico y los tropecientos oscars (no para Leonardo), sobre a quién se follaba Leonardo, etc.
En realidad, la nueva peli de Leonardo, la dirigía Danny Boyle, y el guión de la misma, de John Hodge, adaptaba un libro de Alex Garland.

the-beach

Hoy, Garland es autor de varias novelas, y de varios guiones (Dredd’, ‘Never let me go’, ‘Sunshine’, ’28 días después’…), o hasta director de la gran ‘Ex machina’, unas de las películas de ciencia ficción más potentes de los últimos años.
Su novela ‘La playa’, a pesar de que la peli no tuvo un gran recibimiento (jamás hubiese podido competir contra tanto ruido y carroñeros), tuvo una buena acogida, y gozó de respeto en el mundo de las letras. El mundo de las letras, por llamarlo así, era más o menos lo que había al otro extremo del que giraba alrededor de las fotos de los michelines de Leonardo DiCaprio.
Garland, hasta la fecha, ha sido sobre todo un hombre de letras, uno de los más interesantes; como tantos otros y otras, un escritor “de tapadillo”, como un silbido elegante en medio de explosiones de mediocridad.

Manila_Aerial.jpg

Hace un año pude encontrar ‘La playa’ en una librería de segunda mano (creo que el libro está descatalogado). Hacía años que tenía curiosidad por leerlo, y no me defraudó en absoluto.
Hace poco, di por casualidad con este ‘Perro negro en Manila’, que, creo, supone un paso más para la narrativa del autor, y una confirmación más para mí de su talento.
Garland parece sentir atracción por la idea distorsionada que los jóvenes más urbanitas (o mochileros) tienen de los países exóticos o lejanos, como si jugara con el concepto del paraíso en la tierra. La clase de paraíso para quedarse a vivir que básicamente no existe. En todo caso, existe la búsqueda del mismo. El ser humano, eso sí, se ha encargado a conciencia de dejar claro que el hecho de que busques o creas en algo, no significa que ese algo esté en algún lugar y te esté esperando.

nastol-com-ua-1506

‘Perro negro en Manila’ (aunque su título original es ‘The Tesseract’) aborda distintas tramas paralelas, que dialogan entre sí; dinamita la linealidad, mezcla tiempos e incrusta flashbacks para desarrollar a sus personajes. Todo siempre de una forma clara y estimulante, de ese modo en que el lector siempre hace pie, y a su vez imaginas al escritor haciendo malabarismos para encajarlo todo.
Todo sucede en una noche, y todo sucede en Manila. Hay mafiosos, hay niños que viven en la calle, hay un personaje muy parecido al protagonista de ‘La Playa’, hay una familia, amores del pasado, poca esperanza, mucha miseria, y algunas cosas más, todo servido con un estilo accesible, y permisivo para una buena velocidad de lectura (en cinco días, un rato cada noche, lo he terminado).

Este, pues, es uno de esos libros que no suelen colarse en listas de Lo Mejor, ni presentarse como grandes artefactos culturales que referenciar, pero que probablemente sería una gran forma de mostrar qué es esto de la literatura (y qué potencial tiene) a muchos jóvenes reacios. Jóvenes que probablemente, a ciertas edades, sentirán más curiosidad por el estilo directo de Garland, que por Tolstoi o Dostoievsky.

Yo, mientras tanto, seguiré asociando a Garland con Leonardo DiCaprio, Danny Boyle, los rodajes complicados y los paraísos que acaban siendo fake. Pero sigo su trayectoria con interés, y seguramente no será esta la última novela de su autoría que lea.

Comed muchas naranjas estos días, dicen que va a hacer frío, y que van bien para evitar resfriados.

alex-garland-featured

Anuncios

3 comentarios en “Perro negro en Manila

  1. Las lecturas rápidas están de moda, el formato de libros “aquí te pillo aquí te mato” se lleva mucho, la reseña que haces es interesante por eso, y sobre todo, porque la obra de la que hablas es apta para saber qué es eso de la literatura, cosa que muchas otras de este tipo rápido no lo son en absoluto. Con cada entrada nueva veo más clara la gran idea y más interesante el objetivo, de este blog reciente que has creado Jordi…Por cierto, la recomendación ácida del final del post me ha dejado loca 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s